Existe una gran cantidad de mejoras que pueden realizarse en un inmueble, ya sea porque son necesarias (prioridades) o para incrementar su valor (preferencias). Los inmuebles conocidos como por “destino” o “destinación”, son los muebles beneficiosos para el inmueble; se consideran mejorías y sirven, en gran medida, para incrementar el valor de la propiedad. En algunos casos, son considerados como necesarios para el uso, aprovechamiento o disfrute adecuado del inmueble.

Los bienes conocidos como inmuebles “por acceso” son aquellos que se instalan en un inmueble para el acceso a éste, como ventanas, puertas, entre otros similares.

De igual manera, muchas propiedades en renta son llamadas “equipadas” en contraste con “amuebladas” para resaltar el tipo de muebles que contiene la propiedad. Una propiedad “equipada” incluye todo lo necesario para una estancia funcional, ya que estas facilidades ayudan a aumentar el precio de su renta.

Internet como una necesidad

Además de los servicios de agua, electricidad, televisión por cable y gas, hoy en día el acceso a Internet se considera una de las principales prioridades a la hora de rentar una propiedad, especialmente un inmueble residencial.

Las conexiones de fibra óptica son consideradas unas de las más deseadas por los ocupantes que desean rentar una casa y suele ser una de las razones por las que las zonas céntricas son las preferidas, pues suelen contar con una conexión no sólo rápidas, sino estable.

La posibilidad de trabajar desde casa, tener acceso a información para realizar tareas escolares, jugar juegos en línea, tal como los que se pueden encontrar en Ruby Fortune online casino, ver películas y vídeos e incluso, realizar compras por Internet es uno de los motivos por los que contar con una conexión a Internet ha aumentado el precio de los inmuebles en años recientes.

Por ello, los ocupantes están dispuestos a pagar más dinero en tanto que puedan tener una conexión estable para realizar sus actividades sin salir de casa.